Compartir artículo:

El día de hoy hubo mucha actividad: la Suprema Corte de Justicia ordena suspender la aplicación de la nueva Ley Federal de Remuneraciones que establece como tope salarial el asignado a Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Tras varios tuits al respecto, Mario Delgado y Ricardo Monreal informan que todo fue planeado por los jueces de la Suprema Corte. La estocada del día, y cuyo resultado final está en veremos, la dá Mario Delgado al informar que el decreto del presupuesto 2019 no incluirá los salarios que actualmente tienen los altos funcionarios (superiores a los del presidente).

Por lo pronto, el resultado final está en veremos. Mi amigo tuitero me informa que la no aplicación de la resolución de la Suprema Corte implica cárcel. Por el otro lado, el no tener el acceso al dinero para poder pagarse sus sueldos exagerados podría arrodillar a los jueces.

Una cosa es cierta: en sexenios anteriores, jueces, legisladores y presidente se asignaron sueldos y aumentos de sueldo que no iban de acuerdo con el desarrollo del país. La medida de #AMLO no es teatro populista, sabe que el gobierno necesita esos ahorros porque esos sueldos de oro simplemente no son costeables. En algunos casos son $600,000 mensuales. Toda una locura.