Compartir artículo:

Me saqué la lotería porque a mi perrita nunca le han dado miedo sino total indiferencia. Solo se ha llegado a espantar con un par de truenos de tormentas eléctricas en su vida, y solo un poco. Pero anoche tuve una experiencia con otro perro de mi familia a quien sí le dan miedo, les comentaré lo que hice que funcionó como varita mágica. Esto no significa que funcionará con tu perro, pero si ves que está sufriendo nada pierdes con intentarlo. No todos los perros son iguales. La cosa fue así:

#1 El perro estaba muy nervioso por los tronidos de fuegos artificiales.

#2 Me senté en una silla cerca de donde estaba y lo llamé (si hubiera estado corriendo desesperado, lo habría traído manualmente).

#3 No hablé mucho, solo le dije “calma, no pasa nada” y lo acaricié un rato despacito. No como para calmarlo, sino como si realmente no pasara nada. Mi intención fue que el perro vea que realmente no está pasando nada.

#4 En menos de un minuto se calmó y se acostó, estiré mi brazo para acariciarlo en el piso. Ya no se veía nada nervioso. A los pocos minutos fue a buscar un limón. Esto es señal de que ya está totalmente tranquilo (le gusta jugar con limones). Ya lo dejé de acariciar mientras jugaba con su limón. Despues dejó de jugar y ya lo dejé por su cuenta, los tronidos seguían pero el perro permaneció tranquilo.

Recuerde que no todos son iguales, mis disculpas si esto no le sirve a usted.

Por si a su perrito no le funciona este tip, aquí en Twitter le comparte otro nuestro amigo Akire Lincho: