Compartir artículo:

En este hilo de Twitter expliqué el 1 de Noviembre de 2018 que el PRIAN hizo todo lo posible para dañar la imagen de Andrés Manuel López Obrador durante los primeros meses de su gobierno, dejándole varias opciones de acción, todas ellas malas.

Lo pusieron entre la espada y la pared con una sencilla acción: del presupuesto anual para 2018, se robaron casi todo el concepto de nóminas y aguinaldos de Noviembre y Diciembre, y parte de Septiembre y Octubre. Esto generó un descontento social máximo que AMLO solo podría remediar a partir de Diciembre, sin el dinero necesario, tomando una de varias medidas, todas ellas malas (¿cuál es la mejor opción para resolver un problema de dinero cuando no lo tienes? no hay solución). En Noviembre propuse varias posibles acciones que podría tomar AMLO, y el jueves 20 de Diciembre, en su conferencia matutina, informó que escogió la número 3. A los empleados de gobierno de diferentes estados, a quienes les urge cobrar su sueldo o pensión y de los cuales varios ya murieron por ser personas de la tercera edad que no soportaron el estrés de perder su única fuente de ingresos, se les pagará haciendo depósitos extraordinarios del gobierno federal, los cuales serán manejados por los gobiernos estatales (pero esta vez supervisados por los superdelegados de AMLO). Los depósitos extraordinarios, sin embargo, se descontarán poco a poco del presupuesto anual de los estados, es decir, los estados tendrán que hacer ajustes internos a lo largo del año para que no les falte dinero. 

Mientras escribo esto (25 de Diciembre de 2018), la inmensa mayoría de trabajadores no han recibido su sueldo o pensión. 

¿Cómo deja esto la imagen de AMLO? Durante meses, los empleados han suplicado y se han manifestado para que se les pague. Han llegado al hartazgo, y ahora se les informa que se les pagará poco a poco sin darles una fecha específica. Digamos que no abona al contento ni a la reconciliación nacional. Pero por el contacto que he podido tener con las víctimas de este infame delito, al menos veo que tienen algo muy claro: fue el PRIAN.

Si lee mi hilo de Twitter verá que propuse diferentes soluciones que podía haber tomado AMLO, pero todas eran malas. En ningún caso el problema se resolvía por completo. Pusieron a nuestro presidente y a miles de personas en una situación imposible de resolver. El objetivo: que sea recordado como el presidente en cuyo sexenio se le dejó de pagar a miles de empleados. Recordemos entonces, que se les dejó de pagar desde Septiembre y AMLO tomó posesión el 1 de Diciembre, sin el dinero necesario para pagar.