Compartir artículo:

La vida, Dios, el destino, las circunstancias o como prefieras verlo, nos pondrá a los mexicanos entre la espada y la pared en marzo de 2019. Nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador nos consultará en esa fecha sobre la posibilidad de perseguir delitos hallados en expedientes de expresidentes y exfuncionarios; en caso de ganar esta opción, AMLO estará en riesgo de inmediato. En caso de perder, el desarrollo del país se retrasará aproximadamente 10 años (el dinero que se puede recuperar de estas investigaciones es suficiente para inducir un desarrollo muy rápido de nuestro país, superando todas las promesas y expectativas de AMLO).

No estoy dispuesto a aceptar ninguno de estos inconvenientes. 

Lo idóneo es que gane la opción de realizar las investigaciones, siempre y cuando se realicen las siguientes acciones:

#1 Seguridad inmediata para #AMLO. El robo total, tan solo de los últimos 6 años, es de aproximadamente $750,000 millones de pesos de acuerdo a fuentes confiables, y varios billones de acuerdo con estimaciones informales. ¿Qué criminal que se jacte de serlo no mataría por ese dinero?

#2 Investigaciones rápidas con polígrafo, quita de bienes de inmediato. Históricamente, las investigaciones criminales y quita de bienes a exgobernantes corruptos tardan de 5 a 8 años y se les quita el 10% del dinero robado. Esto dejaría a los criminales con por lo menos,  $650,000 millones de pesos para maniobrar cualquier acto criminal: magnicidio, golpe de estado, campaña criminal (lo mismo que fake news pero cometiendo delitos en lugar de difusión de noticias. Es más aterrorizante escuchar a tus amigos con miedo que leer las noticias falsas). En repetidas ocasiones he enviado a nuestros diputados y senadores mi propuesta para hacer este tipo de investigaciones y lo cierto es que la han ignorado por completo. Creo que es tiempo (lo era hace 15 años, ahora urge) de hacer estos cambios. Aclaro además, que el gobierno ya tiene todos los recursos tecnológicos y humanos para aplicar las técnicas que he propuesto (de hecho ya las usan, pero no en este tipo de investigaciones con peces gordos).

Espero e insistiré en que el nuevo gobierno actúe con eficacia y velocidad. La eliminación total de la corrupción y la reconciliación nacional, ambas promesas de AMLO, son totalmente posibles y están al alcance de nuestras manos. Será incómodo y lo que menos quiero es ver a AMLO o a su familia en riesgo. Pero si no se recupera ese dinero, la pérdida de velocidad en el desarrollo es tal, que incluso con un excelente desempeño de AMLO como presidente habrá muchas pérdidas humanas en el proceso de desarrollo. No es necesario esperar tanto, teniendo el recurso disponible Porque está disponible y es nuestro, de eso no hay duda. Son recursos del país y para el país, solo que no los tenemos. Mi voto será sí e insistiré en mis propuestas.