Compartir artículo:

Queridos amigos y amigas:

Inicio diciéndoles que el segundo mandamiento de la Biblia es amar al prójimo. ¿Quién es el prójimo? quien esté allí, a quien veas. Por esto les digo sinceramente que los quiero de verdad, no por cortesía. Siento dolor por los que han sufrido y admiro la lucha que muchos han hecho por el cambio, con mucha más antigüedad que yo. Recuerdo todo lo malo que han contado en Twitter y que les ha pasado.

Hace semanas empecé a tuitear menos, pero ahora tengo que interrumpir mi actividad en Twitter. No cerraré mi cuenta, pero desde hoy hasta abril de 2019 solamente entraré a dar pocos likes. Suplico de la manera más amable no etiquetarme en hilos, porque se me llenaría Twitter de notificaciones por cada persona que escriba en ese hilo. Solo entraré a dar pocos likes, les suplico que me ayuden a no responder y no tuitear.

Mis razones…

¿Por qué haces esto?

Tengo una enfermedad debilitante que ha avanzado. Mi cuerpo me pide un descanso y me va a obligar a tomarlo si no se lo doy. Si quieres saber sobre esta enfermedad, puedes leer la sección “Cuadro clínico” de este artículo. Solamente esa sección, porque todo lo demás no representa nada de lo que siento, además lo considero incorrecto, esta enfermedad no es bien entendida aún. https://es.wikipedia.org/wiki/Fibromialgia#Cuadro_cl%C3%ADnico

 

¿Te podemos ayudar en algo? ¿Estás sugiriendo que te depositemos dinero?

Jamás, de ninguna manera. Estoy en tratamiento y espero que en abril de 2019 haya una mejoría muy significativa. Gracias a Dios puedo costear mi tratamiento.

 

¿Te vas a cambiar de bando? ¿Vas a dejar de ser chairo?

Jamás. Ni se les ocurra. Jamás en la vida.

 

¿Vas a regresar a Twitter?

En abril de 2019.

 

Dios los bendiga, hasta pronto, los quiero.