Compartir artículo:

Fraude estadístico.

Hoy les explicaré que muchos incidentes que ocurren con grandes empresas no se tratan de casos aislados. Se trata de lo que llamo fraude estadístico. El fraude estadístico lo realizan grandes empresas que hacen cálculos estadísticos y de probabilidad, que les arrojan el siguiente resultado: si realizas X operación de robo contra tus clientes, la cantidad que te demandarán y a quienes tendrás que indemnizar, resulta en un monto de dinero mucho menor que el obtenido robándole a una gran cantidad de ellos. Así que es dinero gratis, hazlo. Empresas aseguradoras, de paquetería, bancos, telefonía y comunicaciones, incurren en este crimen en forma organizada y sistematizada. No se trata de un accidente o error cuando te atienden mal (en la mayoría de los casos). Han calculado que no acudirás a la PROFECO, o que si lo haces, te rendirás. Pero si persistes hasta llegar a un juicio legal, te pagarán con lo que le robaron a otros 1000 clientes. La única solución es, por el momento, la selección de proveedores que tengan un menor índice de robos, lo cual sabrás únicamente leyendo las noticias con frecuencia. En el futuro, esto debería estar penado severamente (ya lo está, pero adivina: ya factorizaron las baratas multas en sus cálculos estadísticos, sigue siendo buen negocio).

 

Perdón a El Universal.

Hace pocos meses, El Universal me colmó la paciencia; después de días de publicar fake news, publicaron una fotografía del hijo menor de AMLO en su escuela, en un triciclo a modo de silla de ruedas, lo que provocó el enojo de muchos tuiteros y la viralización del hashtag #conlosniñosno. Muchos tuiteros dejaron de seguir o bloquearon a ese medio, algunos investigaron que se trata de una empresa de fuerte inclinación hacia el conservadurismo. Desde entonces, parece que les cayó el veinte. Han invitado a miembros del gabinete de AMLO a publicar sus columnas allí, y a otras personas conocidas por apoyar a AMLO abiertamente durante y después de las campañas electorales; también veo menos fakes news, o total ausencia de ellas. Ningún medio es perfecto, pero decidí volver a seguirlos en Twitter y considerarlos entre los medios que leo.

 

Libertad de expresión contra prisa.

Esto es una carta de amor a todos los medios de comunicación: el gobierno de AMLO no será perfecto, tendrá defectos, y el país necesita que ustedes los encuentren y los expongan. Esto le permitirá al presidente tomar medidas correctivas; él mismo ha mencionado en la mañanera que necesita de este proceso. Y si opinan abiertamente algo mal sobre sus acciones o las de otros miembros de su gabinete, también está bien que las expresen en forma abierta y humana, aunque no se trate de información de datos. Creo que todos los AMLOVERS podemos distinguir la intención, y aunque no coincidamos siempre con ustedes, no necesariamente se ganarán el odio e insultos de nadie por criticar algunas acciones de AMLO (aunque es inevitable, cada cabeza es un mundo). Lo que sí creo que deben tener en cuenta, es la gran presión acumulada en el país durante los sexenios anteriores. Los AMLOVERS no solo queremos el cambio, algunos de nosotros lo necesitamos urgentemente, pues hemos visto en nuestras comunidades el desastre y la muerte ocasionados por las políticas anteriores, a las que AMLO se ha opuesto rotundamente. En la medida en que veamos noticias que no tienen ningún objetivo más que estorbar en este necesario, urgente y vital cambio, recibirán un poco de esa presión que hemos visto en nuestras comunidades. Y lo escribe alguien que no insulta a los medios conservadores (jamás he insultado ni a los peores chayoteros). No es amenaza, es predicción. AMLO seguirá respetando su libertad de expresión.

One Reply to “Fraude estadístico; perdón a El Universal; libertad de expresión contra prisa”

Comments are closed.