Compartir artículo:
Embed from Getty Images

Le propongo una pregunta ética: usted tiene un costal con 100 naranjas, y me vende 51 naranjas (una naranja más de la mitad del costal). Digamos que el costal vale $100 a $1 cada naranja. Así que 51 naranjas valen $51. Pero las naranjas no son de usted, son de todos los que nos rodean y nos observan, están viendo la venta de las naranjas de ellos. Yo saco una moneda de $5, usted me entrega 51 naranjas, y yo me retiro con mis 51 naranjas, usted se queda con sus $5. La gente, que es dueña de las naranjas, nos mira sorprendidos. Ahora, use sus palabras para definir esta operación, ¿cómo le llamaría? ¿Venta legal? ¿Venta normal? ¿Oferta? ¿Timo? ¿Ganga? ¿Fraude? ¿Robo? ¿Qué diría la gente que nos observa? ¿Saldría yo vivo con mis 51 naranjas? ¿En realidad son mías?

En mi humilde opinión, esto ni siquiera se puede considerar un fraude. Es tal el cinismo, que no le llamo NADA y considero que la gente debería quitarme 46 naranjas y dejarme 5, puesto que pagué $5 y cada naranja vale $1. Las naranjas se las quedan ellos, y se las dan a otro vendedor al que también van a supervisar para que no cometan el mismo error.

Pues bien, estoy contando una historia real. Esas naranjas se llaman Telmex, esta empresa se la vendieron a Carlos Slim por el 5% de su valor (no explicaré en detalle lo del 51% de acciones, tardaría mucho. Solo le diré que quizás no le entregaron TODA la empresa a Carlos Slim, lo que le entregaron fue el 51% o más, no sé cuánto más, puede ser el 100% o cualquier cifra entre 51% y 100%. Legalmente, tener 51% le da derecho a ser el jefe máximo, como si fuera dueño del 100%. Puede decidir en contra de lo que decidan los dueños del 49% y se hace lo que él decida, por tener la mayoría de la propiedad. Ya, expliqué lo que me daba flojera).

La solución que propongo NO ES que se expropie Telmex, ni que se utilice la figura legal (porque es legal) del despojo para quitarle nada a Carlos Slim. Lo que propongo es que el gobierno de nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, reconozca públicamente que se cometió un error administrativo y que no califique esta transacción de robo, ni de fraude, ni de ganga, ni de oferta, sino de NADA. Considero que la opción justa y lógica, es quitarle a Carlos Slim todas las acciones que tenga de Telmex, menos el 5%, y llegar a un acuerdo si es que él realizó inversiones posteriores de su capital que ya tenía (le aseguro que más bien, saqueó la empresa y no hay que darle nada).

No propongo una expropiación, sino una corrección de un error. Es algo mínimo, claro, evidente. Aquí los detalles, lea por favor el segundo párrafo, cuánto pagó y cuánto valía la empresa. Ah, y cuántas ganancias recibió después de la “compra”, digo, el “error”. Leer en SinEmbargo.

¿Carlos Slim sería perjudicado con mi propuesta? De ninguna manera. Él ya sacó suficiente dinero de Telmex para invertir en otras empresas y ser uno de los hombres más ricos del mundo. Al dejarle el 5% de las acciones de Telmex, él sería copropietario junto con el gobierno, y déjeme decirle, que si existe algo sano dentro del libre mercado, son las empresas que son copropiedad del gobierno y empresarios particulares. Además, teniendo el 5%, puede ser nombrado como administrador único y seguir operando con la calidad con que lo hace hasta hoy, con la única diferencia de que en reuniones anuales, el gobierno votaría para corregir decisiones erróneas, por ejemplo, la de dejar sistemáticamente a mucha gente sin internet. Así que no, esta propuesta no afecta negativamente a nadie, es, literalmente, una negociación ganar-ganar.

Le mando un abrazo afectuoso a mi querido AMLO y al querido Carlos Slim, a quien le deseo la máxima alegría, felicidad, paz, y quien sabe perfectamente que este error se debe corregir.