Compartir artículo:

“El hombre confía demasiado en la palabra impresa”, dijo uno de mis maestros. He crecido con esa premisa, siempre leyendo, razonando, y decidiendo si lo que estoy leyendo es correcto o no. Así que le pido, querido lector o lectora, que no se deje engañar demasiado por la letra, ya sea impresa o digital. No caiga en falacias, lea con calma y conozca lo que verdaderamente ocurre, no lo que un autor con intenciones desconocidas le quiera hacer creer, trátese de mí o de quien sea.

He dejado pasar un mes para que un tuitero a quien consideraba un infiltrado, lo piense y detenga su acoso contra un número creciente de tuiteros, mayoritariamente, mujeres. La mejor manera de entender lo que pasó, es comenzando con los hechos en orden inverso, es decir, le describiré lo que pasó ayer, 31 de octubre de 2019. Este texto se publicará de la siguiente manera, ya que yo debo seguir con mi actividad cotidiana y chaira que no se relaciona con los prianbots: por cada 3 ocasiones que la persona señalada publique una mentira, desmentiré todas sus mentiras, pero solo lo tuitearé una vez. Con esto, le seguiré dando la ventaja. Y debo hacerlo, ya que como dije, no puedo dedicarme a  Twitter de tiempo completo. Pero algo me quedó bien claro a mí, personalmente: ayer dejó de actuar como infiltrado. Tras decir esto, quiero solicitarles a todos, pero muy en especial a las mujeres, que independientemente de cuánta atención pongan y si mi texto les cambia o no la opinión sobre esta persona, por ningún motivo lo contradigan en público, les aseguro que se toparán con una reacción sumamente desagradable que no esperan. Si ven que describo un evento en donde mintió y no tiene pruebas y dice tenerlas, por ningún motivo le pidan las pruebas, por el mismo motivo. Quizás soy algo sobreprotector, usted disculpe.

 

Como dije, es mejor comenzar por el final. El ataque prianbot

Ayer, 31 de octubre de 2019, la cuenta @Miss_justiciaMX hizo una denuncia pública invitando a denunciar y reportando a Twitter, un gran número de cuentas chairas. Me gustaría poder decirle que las cuentas denunciadas tienen en común que tuvieron alguna fricción con el tuitero conocido como Conejo, usuario @Conejito_4T. Pero no. Lo que tienen en común, es precisamente, que son un grupo heterogéneo de chairos con cuentas tomadas de diferentes grupos de amigos. Varios de estos tuiteros no se conocían entre sí ni yo los conocía (estoy incluido), nunca se habían visto y no habían visto ni sabían quién es el Conejo, ni habían visto esta cuenta, Justicia Laura MX. Al darnos cuenta, los etiquetados en forma improvisada reportamos esta cuenta claramente prianbot, que se abrió con el único objetivo de denunciar chairos masivamente, y en un rato la cuenta fue suspendida (no cancelada).

Esta es la operación prianbot tumbacuentas que reportamos:

 

Después de realizar el reporte correspondiente, realicé otro, el cual fue recibido con una mentira del Conejo sobre mi persona, la cual desmiento:

Mentira #32-A, 31 de octubre de 2019.

Con estos tuits anuncié el tipo de reporte que haría a la cuenta del Conejo: le suplico que lea todos y despacio. Recalco: despacio. Después de leerlos, le explico.

Cito: “Si Conejo no está acosando a los chairos, solo procesarán el reporte del traidor, mentiroso e infiltrado”, con esto me refería a la cuenta prianbot que quizo tumbar nuestras cuentas, Justicia Laura MX. Note que lo que explico, coincide perfectamente con los tuits. No permita ser engañado(a) con imágenes que dicen una cosa y explicaciones mentirosas que no coinciden. Con este reporte, no es posible acusar al Conejo de romper ninguna regla. Lo que hice, fue denunciar otra cuenta prianbot que realizó una operación para tumbar cuentas de chairos. Después hice un reporte en el que solicité a Twitter que revise mi reporte anterior, el de la cuenta que hizo la operación tumbacuentas, e identifique si esa cuenta también es el Conejo. Es decir, le pedí a Twitter que verifique si el Conejo es o no quien realizó la operación prianbot tumbacuentas.

¿En qué consiste la mentira del Conejo? Pues bien, usted ya comparó mis tuits con mi explicación y tiene una idea clara de lo que hice y dije. Esto es lo que el Conejo le dice a usted, le pido que compare con lo que usted ya revisó, y decida por usted mismo(a).

 

Actualmente, estoy esperando la respuesta de Twitter, y sea cual sea, me comprometo fielmente a compartirla aquí con ustedes. Debo aclarar, que Twitter ha confirmado que no siempre pueden confirmar cuando dos cuentas son la misma persona, hay tecnologías utilizadas por los prianbots para ocultar eso. Así que no es seguro que Twitter pueda confirmarlo. Sin embargo, le comparto mi opinión personal, en el entendido de que es solamente mi opinión y no la presento como un hecho, es solamente una deducción: la cuenta prianbot, considero que es el Conejo por estas razones:

#1 Tiene datos confidenciales del Conejo, tuits que el Conejo tenía guardados, tiene un video del Conejo al que solamente él tenía acceso.

#2 Escribe las mismas cosas que escribía el Conejo en su cuenta anterior, la que fue cerrada por Twitter antes de que abriera la actual. El Conejo la retuitea frecuentemente y graba videos exigiendo a sus seguidores, so mentada de madre, leer esa cuenta porque contiene “toda la verdad”. Básicamente, sí, es el Conejo, opino, y él la usa como brazo derecho para poder ejercer el oficio de prianbot y tumbar cuentas sin que su cuenta sea reportada, ya que él solamente retuitea y pide verla, pero no acosa directamente, como lo hacía con su cuenta anterior. Suelen tuitear a las mismas horas y estar ausentes a las mismas horas. Vaya. Es demasiado obvio.

Actualización, 5 de noviembre de 2019. Ya me respondió Twitter y se niegan a confirmarlo. La conclusión definitiva es esta:

 

O el prianbot es él o es alguien que trabaja con él

 

De ninguna manera es posible desligarlo de esta cuenta prianbot ni de lo que hizo. Lamento que usted esté leyendo esto sobre un chairo, pero es un hecho. Y le pido que por ningún motivo tome esto como una insinuación de retirarle su afecto o amistad al Conejo.

Continuaré más adelante, desmintiendo mentiras futuras y pasadas. Es decir, este texto avanzará hacia los dos tiempos.

 

Adelantos de lo que viene:

-No, no existe el cártel de los Susanos.

-No, él acusa a un grupo de mujeres de tumbarle su cuenta. Y tiene pruebas de quiénes lo reportaron, fue un grupo de hombres. Cobardemente decidió acosarlas como si hubieran sido ellas. A todos y en especial a las mujeres: les suplico que NO le pidan pruebas de que esas mujeres le tumbaron su cuenta. Sé lo que les digo, se meterán en un problema si lo hacen, se los digo con mucho cariño y seriedad.

-Por qué se enojó conmigo, que ni lo conozco y lo aconsejé como lo haría tu mejor amigo. 

-¿Por qué me amenazó de muerte una cuenta que acosa a quienes tienen diferencias con Conejo?

-Le ofrecí detener todo esto, él rechazó mi solicitud. No, esto no es una pelea. Es un acoso que será permanente, y como vieron en la primera imagen, va contra todos los chairos y cada vez más, olvídese de una enemistad entre el Conejo y cualquier grupo específico de personas.

-¿Por qué el título dice red de prianbots?

-Yo seguiré desmintiendo todas sus mentiras, todas. Pero él siempre tiene abierta esta Oferta de paz chaira.