Mejorías contundentes en seguridad

Alfonso Durazo
Compartir artículo:

Este texto forma parte de mi lista de logros del gobierno de AMLO.

Uno de los problemas más graves desde hace décadas, pero concretamente desde 2006, es la gravísima explosión en la inseguridad en México. Durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, México vivió no solo una supuesta guerra contra el narcotráfico, sino un crecimiento explosivo de este y muchos otros delitos, al punto de que la gran mayoría de los mexicanos perdieron a algún ser querido, familiar o conocido a manos de algún grupo criminal. Desde la campaña presidencial previa a las elecciones de 2018, los candidatos fueron duramente cuestionados sobre cuáles serían sus estrategias en caso de ganar la presidencia. Era un tema que si se manejaba mal, los mexicanos no estaríamos dispuestos a soportarlo por un sexenio más.

Afortunadamente, la estrategia del presidente Andrés Manuel López Obrador claramente rindió frutos durante el año 2020. Podemos opinar diferente sobre cuándo se visibilizaron las mejorías en seguridad, yo elegí hacerlo a partir del reporte de julio de 2020, ya que es cuando se nota un avance contundente desde hace meses en la gran mayoría de todo tipo de delitos. Es decir, a partir de julio de 2020, es un hecho no debatible (porque no es opinión personal) que la seguridad ha mejorado y los delitos están en una clara tendencia a disminuir.

Hace meses, Alfonso Durazo, secretario de seguridad, había mencionado que nos encontrábamos en un punto de inflexión, en el que los homicidios dolosos habían dejado de crecer. Aún se escuchaban noticias sobre el aumento de algunos delitos, con una combinación de disminuciones. El día de hoy todo eso quedó atrás. Los pocos delitos que aumentaron son excepciones, mientras que casi todos tuvieron disminuciones significativas de hasta 60%. Es claro que los delitos van a la baja.

En mi opinión (ahora sí es opinión personal) esto no se debe únicamente a una estrategia, sino a que AMLO atacó el problema en forma sistemática, considerando diferentes factores: un claro combate a la corrupción y recorte de gastos superfluos, que le permitió invertir en seguridad y en la formación de la Guardia Nacional. Aunado a esto, programas como Jóvenes Construyendo el Futuro, Sembrando Vida y Caminos Rurales, con los que generó empleos, pero lo hizo en forma masiva. Desde un principio dijo que estos programas evitarían que muchos jóvenes recurrieran al delito por necesidad, y se está notando.

Más adelante actualizaré este texto, por el momento, lo que se percibe es una clara tendencia bajista. Independientemente de si se cumplirá mi predicción o no, espero que dentro de un año las cifras sean mejores aún, pero espero que en algún momento de 2021 haya un fuerte impulso hacia abajo, es decir, en estos momentos estamos viendo un movimiento en zig zag hacia abajo y yo espero poder ver una línea larga y más marcada hacia abajo, algo como lo mostrado en esta gráfica (que es solo un ejemplo creado por mí). En color verde se ve un suave movimiento hacia abajo, pero en color azul se ve un descenso más agresivo. Sea como sea, mi opinión es que terminaremos el sexenio con la inseguridad disminuyendo constantemente.

Es importante aclarar que estas mejorías significativas son partiendo desde niveles extremadamente altos que teníamos desde hace varios años. México sigue siendo un país muy inseguro. Pero si ve el video, notará que la mejoría es contundente y estamos considerablemente mejor que cuando inició el sexenio de AMLO. Confío en que al actualizar este texto, estaremos mejor aún.

Impuso hacia abajo
Impuso hacia abajo

Para ver los delitos con sus datos exactos de disminución, mire esta parte de la conferencia de AMLO del 20 de agosto de 2020.

Entradas relacionadas